Sofía, mucho por muy poco

Sofía es la capital de Bulgaria, con alrededor de un millón doscientos de habitantes. Es dinámica y sugerente, aunque no la ciudad más bella del país.

S1

Es difícil para nosotros describirla a fondo, ya que la hemos visitado en varias ocasiones, pero poco tiempo. Casi siempre nos ha supuesto una ciudad de paso (bien para llegar a Varna, para ir a Salónica…) Solo el pasado invierno decidimos acudir allí intencionalmente.

Los fríos días de diciembre en los que paseamos con un amigo local fueron interesantes. Nos resultó curioso cómo varios búlgaros interrumpían sus quehaceres para entablar conversación con nosotros. Muchos de ellos habían vivido algunos años en España y añoraban charlar en castellano. Otros sólo sentían curiosidad por saber de dónde provenía tan exótico acento.

Sofía es una ciudad con mucha historia, como podréis comprobar visitando el centro. Los monumentos, las numerosas iglesias y la catedral Alexander Nevsky (la más grande de los Balcanes junto con la de Belgrado) os inspirarán en vuestro recorrido por la urbe. Si sois amantes de los muesos y de la historia, ésta es vuestra ciudad. Nuestra visita preferida fue, sin dudas, la de la catedral ortodoxa. Una amiga, estudiante de arquitectura, nos había insistido tiempo atrás en que no perdiéramos la oportunidad de visitar la mayor joya arquitectónica de Bulgaria. Su obstinación estaba justificada. No nos decepcionó en absoluto. Nos sentimos muy chiquititos bajo ella, abrumados por su resplandor azulado.

S2

Sofía esconde numerosos rincones culturales. El Club del Grafiti, en el centro, es uno de ellos. Cobijado en un creativo barrio junto a numerosas tiendas de arte, es uno de los elementos clave que hacen de la capital la cuna de la bohemia búlgara. También es posible toparse en los muros con varias recreaciones de cuadros famosos, como “El tiempo fugitivo” de Dalí.

IMG_6986

En el centro también es posible toparse con algún que otro mercadillo de antigüedades. Reliquias de la Alemania nazi o de la Unión Soviética se dan cita en los mismos estantes, a disposición del público que decida husmear entre las mesas polvorientas.

11233255_10153824986539301_8056660244294115732_o

En Bulgaria es posible realizar un montón de actividades. Una recomendable y económica es la cada vez más popular “Escape Room”. Si vais con un grupo de amigos no os defraudará y pasareis un rato divertido. El coste aproximado es de unas 40 levas (alrededor de 20 euros), precio a repartir según cuántos seáis en el grupo (hasta un máximo de 5). Aunque suene obvio, ¡si! los retos y preguntan están en inglés.

COMIDA

La ciudad está plagada de restaurantes de comida tradicional búlgara donde tomarse una buena sopa de tripas (no para vegetarianos, claro) acompañada del típico pan con ajo, por no más de 2 euros.

Como toda gran ciudad tiene sus zonas de compras y grandes superficies acompañadas de los ya famosos restaurantes de comida rápida y la famosa cadena “Happy”.

Para tomar algo hay numerosos sitios alternativos (tiendas ecológicas como Zoya, donde disfrutar de un buen pedazo de tarta sin gluten ni lactosa) y lugares más underground como el Art hostel, sitio cien por cien recomendable para pasar una gran noche con gente de todas partes del globo.

DÓNDE ALOJARSE

En nuestras vistas nos hospedamos en casa de un colega búlgaro y otras veces hicimos Couchsurfing (recomendado totalmente), por lo que no tenemos más experiencia que el anteriormente mencionado Art Hostel. Además de ser un increíble lugar de ocio nocturno, nos han comentado que es un buen lugar donde alojarse y entrar en contacto con más viajeros.

Si en cambio solo estáis de paso, podéis atreveros a dormir en la Estación de Autobuses. Nosotros lo hemos hecho varias veces (solo en verano), aunque Sergio se quedaba velando mientras Laura dormía. Pero es igualmente entretenido, normalmente acabas conociendo a alguien y entablas amistad compartiendo un café a las 4 de la madrugada.

S3

CONSEJOS PRÁCTICOS

En una de las visitas nos dirigimos con nuestro coche de alquiler a una de las montañas que custodian la ciudad: Vitosha.  No llegamos a la cima (el frío y la pereza nos detuvieron a la hora de empezar una ruta de montaña), sino que nos detuvimos en un mirador donde un teleférico abandonado, viejo y oxidado nos sorprendió con su toque errante. Muy recomendable por sus vistas y su tranquilidad. La suerte nos concedió un peculiar día niebla, que si bien entorpeció el paseo por la ciudad, resultó un verdadero regalo en las alturas. Desde Vitosha teníamos la impresión de ser los protagonistas de una película de ciencia ficción. El cielo era tan espeso que casi podíamos saborearlo. Por unos instantes nuestras pupilas navegaron por aquel río de nubes, tratando de abrirse paso por sus grumos de plata.

16

Personalmente, a nosotros Sofía no nos inspiró mucho, excepto Vitosha. Estamos atravesando una época donde preferimos los lugares más naturales y tranquilos que las grandes capitales. Aún así, la visita la disfrutamos: las largas caminatas por el centro, su majestuoso parque Borosova Gradina (junto a la majestuosa Ópera), otra joya de la que nos llevamos un gran recuerdo. Especialmente Sergio, quien se atrevió a desafiar a un veterano del ajedrez y perdió una leva en el intento.

S4

A la conclusión que nosotros llegamos, es que la ciudad de Sofía tiene mucho por muy poco: historia donde perderse junto al Imperio Otomano, hermosos jardines donde tumbarse rodeado de montañas en el corazón de la urbe y un ambiente juvenil y cosmopolita, acompañado de una gran cultura y gastronomía.

Objetivamente, visitar Sofía puede ser muy interesante a la par que entretenido (las grandes ciudades, ya se sabe, ofrecen un amplio abanico cultural y de ocio). Nuestra percepción subjetiva es un poco diferente. Estamos teniendo la suerte de empaparnos de la cultura búlgara en pueblos y poblaciones de menor tamaño, donde la esencia de las gentes permanece menos alterada, por lo que preferimos evitar las grandes urbes. Además, estéticamente, Sofía no posee la belleza arrebatadora habitual de las capitales. Si se dispone de poco tiempo para recorrer Bulgaria, pensamos que puede ser más especial priorizar lugares como Veliko Tarnovo o Plovdiv. Pero, claro, es tan solo nuestra opinión 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s