Mar al pie en Burgas

Es la segunda ciudad costera más popular y la cuarta en número de habitantes de Bulgaria. Como sucede en la mayoría de lugares costeros, Burgas está enfocada al turismo, pero eso no impide que uno pueda disfrutar de ella en cualquier época del año.

¡Burgas lo tiene todo! El mayor puerto de carga, un buen aeropuerto (junto a los de Sofía y Varna) y una de la mejores calidades de vida de toda Bulgaria.

Así pues, nos decidimos a visitarla a finales de octubre, cuando todavía la temperatura era agradable y la ciudad permanecía tranquila. Nos recorrimos su bonito centro peatonal, con numerosas tiendas y bonitas calles (muy bien cuidadas).

IMG_6393

En nuestra caminata por el centro nos topamos con la Catedral de Burgas, el Ayuntamiento y una multitud de edificios realmente curiosos.

IMG_6406

IMG_6395

Burgas nos recordó a Varna, una ciudad pacífica pero bulliciosa en verano, con un enorme parque también llamado Sea Garden, un lindo paseo a lo largo de la playa y una extraña pasarela llamada “El Puente”, con una torre situada al final de ésta.

Si con la ciudad no os sentís satisfechos, en las cercanías de Burgas, adentrándose en el mar, se encuentra la isla de St. Anastasia. Con la ayuda de un barco llegaréis sin problemas. Nosotros no tuvimos tiempo, pero nos comentaron que vale la pena invertir unas horas en visitarla.

COMIDA

Al ser una ciudad costera es muy recomendable degustar un buen pescado; encontraréis muchos lugares económicos y riquísimos. También multitud de comida rápida y cadenas de restaurantes, que desaconsejamos a favor de las típicas tabernas de gastronomía búlgara.

DÓNDE ALOJARSE

En nuestro caso nos hospedamos con unos amigos que vivían en Burgas. Como hemos mencionado en anteriores entradas, los hostales en Bulgaria suelen ser económicos y el Courchsurfing una alternativa muy válida.

OCIO

Durante el verano, Burgas se convierte en el centro de Bulgaria, con numerosos festivales, diversión en la playa (como el Festival de las Esculturas de Arena) y mucha fiesta nocturna.

Durante el inverno descienden todas las actividades de manera considerable, pero eso no quita que los autóctonos sigan realizando numerosos eventos y la ciudad continúe viva durante el resto del año.

Burgas recibe una cantidad importante de estudiantes y voluntarios cada año, lo que hace que la ciudad cobre un atractivo mayor en los fríos días de invierno.

Nuestra noche en Burgas fue una maravilla, salimos con nuestros amigos españoles y conocimos a un artista callejero que estaba tocando música con su guitarra. Nos pasamos media noche con él, enseñándole nuestro folklore y él el suyo. Para finalizar la noche fuimos al Karaoke de Burgas, donde Laura y yo demostramos nuestro enorme potencial sobre un escenario.

IMG_6416

Aun nos acordamos cuando recorrimos Burgas el primer día, las risas y las comparaciones con Varna. Sin querer ofender a nadie, en las primeras impresiones nos pareció una Varna 2.0; una versión un poquito más “cutre” de nuestra amada ciudad.

IMG_6392

En definitiva, Burgas es un destino muy interesante, sobre todo en verano. La tranquilidad y la diversidad de actividades hacen de esta ciudad un lugar especial en Bulgaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s