Dubai, el monstruo enmascarado

Es difícil escribir sobre Dubai desde la India, ahora que descansamos en un exótico hotelito (regalo de nuestro couchsurfer indio) en la costa de Goa. Pero necesitamos recapitular antes de que la belleza de India engulla nuestros recuerdos sobre los Emiratos Árabes Unidos.

IMG_9423

Un vuelo Sofía-Dubai nos dio la bienvenida al emirato más ambicioso. Sabíamos que no nos gustaría demasiado, pero necesitábamos hacer escala allí para que nuestro vuelo saliese más económico. Dos días en la capital del consumismo, confundidos por la ferocidad de sus rascacielos y su voraz avance tecnológico (paradas de autobús que son cabinas con aire acondicionado, cascadas y pistas de esquíe en los centros comerciales, televisores de tropecientas pulgadas, anuncios enormes publicitando mil y una superficialidades que comprar…) parecían un reto. A la salida del aeropuerto, nos recibió la ventisca del desierto golpeándonos la cara. En medio del sofocón nuestra anfitriona nos vino a recoger con su coche (con aire acondicionado todo parece mejor) y echamos el primer vistazo de la ciudad desde la ventanilla. ¡Fue muy chocante! Edificios enormes, con las más inverosímiles formas, todo impecable y perfectamente dispuesto. Su entramado de cemento y rostros virtuales nos produjo la sensación de estar en un futuro lejano o en una versión del videojuego de los SIMS. Todo parecía irreal.

IMG_9415

Es cierto que no nos gustó demasiado Dubai, pero no podemos negar que la visita fue muy agradable. Tuvimos la ocasión de alojarnos con la mujer más feliz del planeta. Enérgica, entusiasta y muy alegre, así nos abrió Ceanlia las puertas de su casa de las afueras de Dubai tras recogernos del aeropuerto. Un hogar maravilloso (con AC, una cocina ideal para cocinar y dos gatitas muy cariñosas) y con una piscina de ensueño (un caldo para “refrescarse” de los 40 grados exteriores, rodeado de palmares y edificios orientales). Eso sí. Ser mujer es siempre difícil, especialmente en estos países. Baño rápido y de vuelta a las ropas largas, no vaya a ser que alguien se ofenda.

IMG_9535

IMG_9540

Durante estos dos días no pudimos evitar sentirnos fuera de lugar, a pesar de la amabilidad de Ceanlia. ¿Qué podemos visitar hoy? – le preguntábamos, expectantes. Recomendaciones: Burj Califa, el edificio más grande del mundo con 828 metros; el Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo y el único con 7 estrellas, el Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo… Nos entretuvo el baile sensual de las fuentes del Dubai Mall al ritmo de la música, así como nos horrorizó el Aquarium que albergaban sus muros. Paredes repletas de peces de colores y tiburones, con la única finalidad de exponer su beldad ante los corazones consumistas. Esclavizar su hermosura y despojarles de su esencia; arrancarles la libertad y exhibirles como meros objetos de decoración. Abominable.

IMG_9442

Todo nos resultaba falso en Dubai. Inerte, desesperanzador. La cuna del capitalismo, el fin de la humanidad. Y, sin embargo… la gente se desvivía por ayudarnos. Sonrisas amables nos ofrecían ayuda en inglés, miradas dulces, conversaciones agradables. Después del rudo carácter búlgaro, apreciamos de verdad las expresiones amigables. Resulta paradójico, pero en Dubai era así. En el lugar que menos familiar se nos antojaba, el menos humano, el más desértico (figurada y literalmente, pues es una ciudad rodeada de desierto), encontramos gentes cálidas y afectuosas. ¡Qué curioso! ¿Serían sinceras, o estaban relacionados con el don de gentes del vendedor? No nos gusta pensar así, preferimos quedarnos con lo primero.

Ceanlia también nos acercó con el coche a otros lugares de la ciudad. El Ibn Batuta Mall, la Palm Jumeirah (isla artificial que alberga el imponente hotel Atlantis), el World Trade Center… Increíbles las vistas de toda la ciudad desde el 33º piso de este edificio, donde asistimos a un mitin sobre liderazgo que impartió nuestra anfitriona. En esta ocasión tuvimos la suerte de conocer a varios dubaitíes. Sí, es una suerte toparse con locales en Dubai, puesto que el 90% de la población es extranjera. Gente de todas partes del mundo (especialmente de India, Pakistán y Bangladesh) emigran a esta ciudad para mejorar su calidad de vida. Todo el mundo fue muy agradable con nosotros.

IMG_9521

La única visita que realmente nos removió las entrañas fue la del Dubai Creek y el zoco. La zona antigua de la ciudad se haya custodiada por una ría, desde la que es posible hacer una travesía por unos 16 dirhmans (4 euros). Nos sedujo el pasado de la ciudad vieja como destino comercial – reflejado en el mercado en el que nos “acosaban” probándonos ropa al grito de Shakira, Johnny! – las mezquitas, las calles angostas y el bazar en el que degustamos una deliciosa comida en el restaurante Dubai Sri Lanka (¡no fuimos capaces de encontrar comida dubaití!)

IMG_9487

IMG_9497

Resulta extraño que sea un lugar musulmán, pues a pesar de ver a algunas mujeres con burka, la sociedad en general está muy occidentalizada. Ceanlia no cesaba de decirnos que la mujer tenía un rol fuerte en la sociedad dubaití y que era muy respetada – motivo por el cual había un vagón exclusivo para mujeres en el metro. Obvió que se trataba por razones de seguridad; ignoramos si lo hizo por no alarmarnos o porque se hallaba influida por un sesgo de positividad. En nuestro último día en Dubai comenzaba el Ramadán y la ingesta de bebida y comida en lugares públicos era penalizada. No podemos decir que fue duro caminar bajo el ardiente sol sin comer ni beber. En Dubai puedes olvidar el calor. Puedes travesear de un monumento (digo, edificio) a otro con aire acondicionado, impregnarte de colores y sonidos virtuales, pedir comida rápida de cien países diferentes y deshumanizarte cómodamente, con una muestra de batido de frutas en una mano y  un pincho de pollo picante en la otra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s