3 motivos para no odiar Jaipur

Después de nuestras dos primeras semanas por el Suroeste de la India, decidimos dirigirnos al norte, ya que el mozón anda haciendo de las suyas en Kerala. Tomamos un tren de 40 largas horas dirección Jaipur, sin saber que lo que nos esperaba allí era la capital del caos.

1

Imaginábamos lo que nos podía deparar una ciudad grande después de nuestro paso por Bombay, pero lo que nos encontramos fue algo agotador. Nunca habíamos visto, olido y sentido tanta cantidad de mierda. Nunca habíamos estado al borde del espachurramiento tantas veces, esquivando motos y rickshaws a pocos milímetros de nuestros cuerpos. Nunca nos habían afectado tanto los pitidos, los agarrones, los gritos desesperados. Bienvenidos a Jaipur. La Ciudad Rosa, capital del Estado del Rajastán.

Nuestra visita fue breve, tan solo nos encontrábamos de paso y la urbe nos invitaba una y otra vez a salir corriendo de ella. Ciudad acostumbrada al turismo, los timos y los precios eran disparatados en comparación con otras regiones de la India. Por ejemplo, solamente por coger un rickshaw nos pedían el triple de dinero que el valor real del viaje. Todas estas cosas precipitaron nuestra huida, cosa que lamentamos, ya que nos hubiera gustado disfrutarla y extraer su esencia. Aun así, siempre hay motivos para deleitarse en este país, siempre hay motivos para sonreír y no sentir que el tiempo se nos escurre sin sentido:

  • AMBER FORT

Majestuoso complejo palaciego situado a 11 km de Jaipur. Tomando un bus de apenas 40 rupias es posible asomarse a una de las maravillas de Rajastán. Fue originalmente construida por los Meenas, quienes consagraron la ciudad a Amba, la Diosa conocida como “Reina del Pasado”. La cuesta empinada y el sol ardiente de junio hicieron ardua la subida, pero las vistas desde lo alto son insuperables. Existe la posibilidad de subir en elefante, pero no es opción para los amigos de los animales.

7

De camino nos detuvimos a observar el palacio Jal Mahal, situado en medio del lago.

  • BAZARES Y TEMPLOS

Merece la pena dar un paseo por los Bazares (ruidosos y anárquicos, pero interesante) de Jaipur, especialmente por el más grande, el Bazar de Tripolia. Una gran variedad de productos y aromas desconocidos se sucedían a nuestro paso. No compramos nada, pero nuestra pituitaria disfrutó y maldijo al mismo tiempo el turismo olfativo.

5

Por el camino se encuentran bastantes templos de pequeño tamaño que merece la pena visitar.

  • EL AMOR DE LA GENTE

Las miradas y sonrisas que recibimos durante las dos primeras semanas desaparecieron por rostros de picardía, indiferencia e incluso lascivia. Pero, como en todos los lugares de la India también, recibimos amor y ayuda de sus habitantes. Como siempre, encontramos unas cuantas almas que iluminaron nuestra estancia en la ciudad. Gente que buscaba nuestro bien sin lucrarse. Unas niñas que vinieron a nuestro encuentro a cantarnos dulces canciones en hindi bajo las estrellas. Un beso fraternal en la mejilla. Un joven que en español nos habla sobre el karma. En India la gente tiene un gran corazón. A veces nos asusta pensar que solo lo hacen para labrarse una buena nueva vida en la siguiente reencarnación. Preferimos creer que, sinceramente, lo hacen movidos por su buena voluntad.

Hay más monumentos cuya visita puede ser interesante. El Palacio de la Victoria, uno de los cines más grandes de la India… Pero en un tiempo express (y si sentís las mismas ganas de huir de Jaipur que nosotros), éstas son nuestras recomendaciones. No entendemos muy bien por qué la gente visita la India y decide hacer el triángulo Delhi-Agra-Jaipur. Hay tantos lugares mágicos y bellos en este país, que nos parece extraño dedicar el tiempo a algunos de los lugares más sucios y caóticos.

12

Sin embargo, es solo una opinión. La India es la India. Allá donde vayas, te enamorará y te indignará, te divertirá y te agobiará. Te envolverá con su hechizo y permanecerá contigo para siempre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s