10 cosas que hacer en Bangkok

Dicen de Bangkok que la amas o la odias, aunque a nosotros nunca nos han gustado mucho las atribuciones dicotómicas. Bangkok nos gusta, es una ciudad dinámica y elegante, que ofrece la oportunidad de realizar múltiples actividades, tanto para los bolsillos llenos como para aquellos más vacíos. Además, supone el punto de arranque hacia los destinos más hermosos de Tailandia. Eso sí, mucha gente obvia su visita tomándola por fea y caótica, pero tenemos 10 motivos para convenceros de quedaros en la capital más intensa del Sudeste asiático.

14

  1.  Templo de Wat Pho, Gran Palacio y templo Wat Arun

En un primer momento nos resistimos a ir a las turistadas, pero tras pasar varios días en Bangkok decidimos ir a los principales templos y, ¡menos mal que lo hicimos! Son de una belleza inigualable. Wat Pho es un templo budista conocido por albergar la maravillosa estatua del Buda reclinado, de 46 metros de largo y 15 de altura. Pero, además de la estatua, el simple paseo por sus centelleantes edificios dorados, sus estatuas armónicas y la visita a la primera escuela de masaje tailandés, merecen la alegría de pasarse por allí. ¡No olvidéis pasar por el templo más antiguo de Bangkok!

Si se va con presupuesto ajustado, puede ser un poco doloroso pagar las  entradas del Gran Palacio (alrededor de 15 dólares) y el templo Wat Arun, a pesar de ser lugares hermosos y emblemáticos de Bangkok. Nosotros no pudimos entrar, aunque lo recomendamos porque solo en un primer vistazo desde el exterior ya nos parecieron formidables. Desde fuera es posible apreciar también su belleza, aunque claro está no es lo mismo. Pero eso, ¡lo dejamos a vuestra elección!

4

    2. Mercado Khlong lat mayon

Anhelábamos ver algún mercado flotante, pero no queríamos ir a los más turísticos, pues nos dijeron que estaban llenos de gente y habían perdido toda su esencia. ¡Este mercado nos encantó! A pesar de que ya no hay más que unas cuantas barquitas con vendedoras de frutas y verduras, el lugar es auténtico y estupendo para degustar la gastronomía tailandesa. Rollitos de primavera, postre de tapioca con coco, zumos de fresa y mango, pescados y mariscos a la parrilla… ¡un paraíso para el paladar!

5

      3. Una visita a Ayutthaya

Es posible tomar una mini-van desde Bangkok hasta la ex capital de Tailandia, situada a 85 kilómetros. Sus ruinas son hoy el Parque Histórico de Ayutthaya, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991. Palacios y templos cuyo legado cultural llega hasta hoy en día son buscados por todos aquellos que quieren pasar un día distinto en el reino de Siam.  Nosotros tuvimos la suerte de coincidir allí con unos amigos y pasamos un día muy agradable desentrañando los misterios de sus piedras.

3

1

    4. Ser un turista más en Kao Sao Road

No nos gustan mucho estos lugares, santuarios turistas alejados de la realidad autóctona, pero esta calle y el anexo callejón Soi Rambuttri se han convertido en un atractivo más de la capital tailandesa. Puestos de comida rápida, tiendas de souvenirs, divertidos gritos ofreciendo ¡¡Masaaaaaaagge!!, hordas de turistas consumiendo, luces y música altísima, catálogos de tatuajes, conciertos en acústico y restaurantes de comida occidental.  Desde luego, es entretenido ver con los propios ojos lo que por aquí se cuece y por qué no, disfrutar de un placentero masaje tailandés, tomar un pad thai sentado en la acera o probar unos cuantos insectos fritos.

3

   5. Un paseo en barco por el río Chao Phraya

Si se cogen los barquitos con banderas naranjas se pagará el precio local (alrededor de 10 bath). Es un paseo muy calmado desde el que se pueden ver algunos templos principales de ambas orillas del río, además de edificios de singular estilo arquitectónico.

4

   6. Dejarse “engañar” por los tuk-tukeros

y tomar un recorrido gratis por los pequeños templos de la ciudad (templo del Buda de pie, templo del Buda Negro, templo del Buda de la Suerte…). A cambio, deberéis fingir estar interesados en comprar un traje en algunos de los establecimientos a los que el conductor os llevará (para ganarse él una comisión). Si se tiene tiempo y no se desea caminar, es una buena forma de aprovechar la mañana. Eso sí, no vale enfadarse ni perder la paciencia en los talleres de ropa. Lo que nos entristeció es ver que en la entrada de alguno de estos templos había gente que hacía negocios a través del chantaje y de la esclavitud de algunos pobres pajaritos. “Libertad para los pájaros para tu felicidad y buena suerte. Una caja 100 bath.”

1

  7. Perderse por las calles de Bangkok

Sin buscar nada se puede disfrutar de un paseo tranquilo por las calles más auténticas de Bangkok e incluso llegar a algunos barrios tan entrañables como Chinatown. Aquí se puede encontrar comidas tan excéntricas como la sopa de aleta de tiburón. Nosotros no quisimos ser cómplices, desde luego.

2

  8. Mercado de Chatuchak

¡Es el mercado más grande de Tailandia! Un lugar en el que se puede respirar el auténtico ritmo de la calle de Bangkok. Se puede comprar absolutamente todo lo que se os pase por la cabeza. Eso sí, si sois sensibles, evitad la sección de animales. Es verdaderamente triste ver tanta belleza enjaulada, animales cosificados tras barrotes de metal.

   9. Parque de Lumbini

No es una visita imprescindible si no se va a disponer de mucho tiempo en la capital, pero es un lugar muy agradable para huir del ruido y del asfalto. Muy verde y tranquilo, ofrece la oportunidad de hacer un picnic en el césped mientras se contempla la danza de las barquitas sobre su lago. Ah, ¡y no dejéis de ver los lagartos gigantes!

3

   10. Centro comercial MBK

No somos mucho de compras ni de grandes superficies, pero si vosotros sí, seguramente disfrutaréis en este lugar enorme en el que encontraréis cualquier cosa que imaginéis. Nosotros aconsejamos la visita al Centro de Cultura y Arte de Bangkok, próximo al centro comercial y el polideportivo anexo en el que, en ocasiones, es posible ver combates gratuitos de Muay thai.

En Bangkok hemos tenido la suerte de encontrar una cara más amable de los locales. Nos enterneció mucho la compañía de un grupo de mujeres que vendían pulseritas y se sentaron a nuestro lado mientras comíamos pad thai en unas escaleras. Nos ofrecieron tabaco y comida y compartieron algunas historias con nosotros. Es increíble que gente tan humilde nos ofrezca lo poco que tiene, a pesar de saber de nuestra condición de turistas. En contraposición, nos sorprendió la cantidad de turistas que sólo visitaban Bangkok para hacerse fotos y comprar ropa. No sabían nada apenas del país; solo paseaban y consumían, masificaban y sacaban fotos con estatuas de Buda sin preguntarse nada acerca de tan importante personaje. Pero éstas son solo nuestros juicios y opiniones que representan una verdad parcial. ¿Cuáles son las vuestras? ¿Cómo han sido vuestras experiencias en la capital tailandesa? 🙂

Anuncios

Un comentario en “10 cosas que hacer en Bangkok

  1. Inno dijo:

    Despues de leerte tengo claro donde ire en mis proximas vacaciones. Me ha parecido increibke y maravillosa tu descricio de Bangkok y me muero de ganas de ir a verlo con mis propiis ojos. Las fotos exoticas y muy sugerentes. Estoy deseando leer tu proxima entrada.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s