Tam Coc, el paraíso en la tierra

Ahora sí que sí, hemos llegado a la guinda del pastel, al lugar con que tantas veces fantaseamos, al destino más increíble de nuestro viaje por Asia. Rehuimos del turístico Halong Bay, que tantos quebraderos de cabeza da a los mochileros, y nos aventureros en la Bahía de Tierra, al comienzo de nuestros sueños de nómadas. Tam Coc, paraíso a escasos kilómetros de la capital de Vietnam.

3

Un paseo en barca de casi dos horas por el lago nos permite adentrarnos por los secretos de Tam Coc. El paraje natural es de una belleza casi excesiva y su paseo transcurre por las 3 cuevas (de las que recibe su nombre) bañadas por el río Ngo Don y por imponentes formaciones  kársticas y de piedra caliza. Además de la hermosura del lugar, no deja de ser una experiencia ver remar a una persona ¡con los pies!

Alquilar una moto permite perderse entre los arrozales, disfrutar del exótico baño de las vacas en las lagunas y de templos escondidos tras la vegetación. Además, es la manera más fácil de acceder a la espectacular Mua Cave – a pesar de la interminable escalinata, las vistas desde la cumbre son impresionantes – y a varias pagodas, como la de Bich Dong, repartidas por los alrededores. También merece la pena dejarse caer por uno de los pueblecitos flotantes de la zona.

Es indescriptible el paseo por los senderos de Tam Coc. El viento meloso de verano, la magnificencia de piedra impactando nuestros sentidos, las cabras y perros correteando cerca de nosotros, la gente tendiendo sus manos, el café mojando nuestros labios mientras un paisaje de ensueño nos felicita por haber llegado hasta allí. Poco importa todo mal en el viaje, poco cualquier decepción, error o dolor. Estamos en la tierra prometida.

31

Si uno se aburre – o, lo más probable, se le sature la vista de tanta belleza – puede acercarse a la población de Ninh Binh, para hacer alguna compra o acudir al bullicioso mercado diurno.

CONSEJOS PRÁCTICOS:

DÓNDE DORMIR:

Long hotel, 10 dólares la noche. Un hotelazo al que estamos tan desacostumbrados que nos sentimos extraños con tanta comodidad. Aaire acondicionado, agua gratis y situado frente al lago.

DÓNDE COMER:

El pueblo es muy pequeño y más o menos todos los restaurantes ofrecen lo mismo, dong para arriba, dong para abajo. ¡Nos encanta el tofu en salsa de tomate!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s