Hanoi, el final del camino

Sabíamos que Dubai sería el primer destino de nuestro viaje por Asia, pero ignorábamos que Hanoi sería el último. Es el misterio del que viaja día a día, sin un planning detallado con cada fecha y destino. Hanoi, última parada de un sueño de tres meses de duración. Hasta pronto, Vietnam. Guardaremos para siempre el beso del Asia que nos dibujó.

A penas saboreamos Hanoi como hemos hecho con otras ciudades. En primer lugar, porque una lluvia incesante decide acompañarnos durante los tres días que dura nuestra estancia en la capital. En segundo lugar, porque ante una inminente separación, nos apetece más descubrirnos en Asia de otro modo. Sin prisas, sin relojes, sin dolor de pies.

Nuestros couchsurfers son una pareja de jóvenes con un proyecto muy bonito. Han creado una escuela de intercambio de inglés. Los forasteros podemos dormir gratis en las habitaciones a cambio de ayudarles con las clases de inglés que imparten a sus alumnos. Los fines de semana hay fiestas internacionales. Disfrutamos compartiendo recetas italianas, francesas y vietnamitas. Al fin podemos cocinar nuestra tortilla de patata. Bebemos cerveza y cantamos canciones, reímos sin preocupaciones, soñamos los viajes de otros.

Una tarde descansamos en unos escalones frente al lago Hoan Kiem. Unos chicos se nos unen y comienzan a contarnos, muy entusiasmados, la historia del lago en que un antiguo rey de Vietnam tomó el caparazón de una tortuga mágica para defenderse de la invasión China. Muertos de curiosidad otros tres muchachos se acercan a hablarnos. Que si los budistas son muy incoherentes y comen carne y beben alcohol (especialmente los hombres para impresionar a los suegros), que si el consumo de carne de perro es un tema muy controvertido en Vietnam (¡a todo esto! mientras paseábamos por el barrio viejo descubrimos una parrilla con un perrito asado. Fue bastante impactante, aunque tan reprobable como el consumo de cualquier animal).  Nos conmueve la historia que narra un chico sobre su abuelo manco y el soldado americano que acudió a su local para pedirle perdón en nombre de todos los estadounidenses. Pero la fiesta comienza cuando se acerca la abuela de uno de los chavales. Es una mujer llena de energía, que exhibe sus bailes de salsa y halaga sin parar la barba de Sergio. ¡Qué alegría derrocha, qué momento tan divertido! ¡Qué afortunados nos sentimos de compartir momentos así con los vietnamitas!

La ciudad no nos seduce, pero los momentos vividos en ella son únicos, irrepetibles. Bebemos café con huevo, probamos el mejor pan de Hanoi, nos armamos en un supermercado con decenas de latas de pollo y pato veganos, callejeamos, nos perdemos y nos descubrimos en un destartalado puente oteando las vistas de toda la ciudad. Hanoi es el final del camino, la transición de nuestros sueños al mundo real que nos espera. Pero, ¿acaso esto no ha sido real? ¿No podremos volverlo a repetir? Intuyo que necesitamos unos meses de reflexión, de digestión, para averiguar si queremos que cada día de nuestra vida vuelva pronto a ser un sueño.

9

CONSEJOS PRÁCTICOS:

QUÉ HACER:

1.Templo de la Literatura ( Van Mieu Quoc Tu Giam) en la calle Van Mieu. Es la universidad más antigua de Vietnam y uno de los lugares más visitados de la capital.
2. Puente Long Bien. El puente más Viejo que atraviesa el río Rojo de Hanoi. Merece la apena acercarse en el atardecer para disfrutar de las vistas más entrañables de la ciudad. Da un poco de miedo el acceso, pues la carretera está copada de motos y los lados parecen inestables, pero es solo una sensación.
3. Probar el mejor pan (Banh Mi) de Hanoi en el 25 de la calle Hang Ca. Entre 15000 y 25000 dongs.
4. Visita al mausoleo y el museo de Ho Chi Minh. La mejor manera de descubrir por qué el revolucionario comunista es tan admirado por la población vietnamita. Mausoleum
5. Visita al barrio antiguo (Old Quartier). Perderse por las calles más bonitas, probar el famoso café con huevo y descansar frente al lago Hoan Kiem.

 

Anuncios

2 comentarios en “Hanoi, el final del camino

  1. maria elena rodriguez de la rosa dijo:

    Hola Laura y Sergio,
    me llamo Maria Elena, y soy de Córdoba, aunque normalmente vivo en Holanda.
    En dos semanas viajamos mi pareja, Rob (holandés), y yo, a Tailandia. Estaremos 3 meses, y queremos visitar el sur de Tailandia, Camboya, Vietnam y Malasia. Acabo de leerme muchas de vuestras entradas, habéis estado allí hace muy poquito.
    Entiendo que os habéis vuelto ya?????? Es una pena, me encantaría que nos conociéramos y pudiésemos intercambiar experiencias. Si volvéis en estos meses no dudéis en contactarnos. Y sino, y alguna vez queréis visitar Holanda con unos súper guías, avisad!
    Un saludo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Almas Nómadas dijo:

      Hola María Elena, muchas gracias por tu comentario 🙂 Ahora mismo estamos viviendo en Madrid, ya volvimos de nuestra aventura asiática, aunque en unos meses queremos poder empezar otra. Nos encantaría también conoceros e intercambiar experiencias. Si venís a Madrid o vamos a Holanda, tenemos un encuentro pendiente! Sino, siempre podemos escribirnos 🙂 Si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntar. Disfrutad muchísimo del viaje, estoy segura de que quedaréis maravillados. Un abrazo,
      Laura y Sergio

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s