Tánger, la puerta de Marruecos

Hace casi un año desde la última vez que escribí en el blog, y aunque sigue viva mi alma nómada y viajera, otros objetivos profesionales me han llevado a posponer los viajes como mochilera y la escritura de mis relatos.  No obstante, y aunque no sea de la misma forma que antes, me gustaría narrar algunos momentos de nuestro último viaje a Marruecos, la puerta de África.

Era 15 de julio cuando atravesamos España hasta llegar a Algeciras, punto donde tomaríamos el ferry que nos llevaría a nuestro primer destino en Marruecos: la ciudad de Tánger. En el puerto había ya muchísimas familias marroquíes, tantas que parecía que habíamos llegado a África antes de ni tan siquiera cruzar el Mediterráneo.

El viaje fue tranquilo y somnoliento y antes de que nos lo esperásemos, ya estábamos en Tánger montados en un taxi destartalado que nos llevaría unos cuantos km hasta la ciudad. Cuando llegamos, recordamos todas las advertencias de nuestros conocidos: ¡En Marruecos la gente es muy pesada! Tened cuidado. Os intentarán vender de todo. Es cierto. Pero también es verdad que Marruecos no es nuestro primer destino intenso. Después de Nepal o del Sudeste Asiático, ya estamos acostumbrados a que los locales nos vean como euros andantes.  La clave está en tomárselo con humor y sonreír amablemente, a la vez que se declinan las ofertas con firmeza. Además, que haya muchos comerciantes incordiando a los turistas (cosa que aunque incómoda es normal, puesto que se ganan la vida con ello) no quita para que haya también personas que se acerquen por simple curiosidad o para ofrecer su ayuda. La gente en Marruecos es extraordinariamente hospitalaria.

T2

La medina de Tánger nos resultó exótica y muy viva, un entramado casi laberíntico de calles estrechas desembocando en unas impresionantes vistas del puerto y del mar. Más tarde descubriríamos que aquel bello caos de callejas blancas y artesanos, de niños y gatos correteando, de objetos de miles de colores colgados de las paredes, era una constante en las medinas de las ciudades marroquíes. Pero en ese momento, ajenos a todo ello, estábamos fascinados por la belleza de un lugar que nos resultaba tan extraño.

T1

T3

Por todas partes trataban de vendernos hachís o alguna baratija, dulces marroquíes o prendas de ropa. Por doquier griteríos y sonrisas, miradas intensas y preguntas curiosas. Un primer y breve contacto hasta dirigirnos al destino que realmente anhelábamos. Tras un día y medio en Tánger, tomamos rumbo a la ciudad azul de Chefchaouen.

T

GASTRONOMÍA EN MARRUECOS

La comida nunca nos sedujo demasiado, a pesar de que nos encanta probar distinta gastronomía y de que nos pirran los platos especiados.  Es cierto que probamos algún cuscús o tajin de verduras que estaba exquisito, pero en muchos lugares tuvimos la impresión de que cocinaban deprisa y corriendo ante la marabunta de turistas que se avecinaba.  Lo que más nos conquistó fue la harira (una deliciosa sopa de legumbres que es muy típica en la ruptura del ayuno durante el Ramadán) y los M`semmens (crepès  marroquíes que nos servían con queso o chocolate). Otra muy buena opción es comer un bocadillo por 6 MAD, el equivalente a unos 55 céntimos de euro.

2

Debido a que Marruecos se ha convertido en un destino muy turístico, hay numerosos restaurantes de comida rápida que incluyen pizzas, hamburguesas, paninis, espaguetis… en sus menús. Si algún día os entra el ansía de comida basura y barata, ¡es una gran opción! Por entre 1,5 a 3 euros podéis tener una rica pizza de cuatro quesos o verduras.

En general, la gente que preferimos optar por una dieta sin carne lo tenemos un poco más difícil en Marruecos. Eso sí, siempre se puede uno arriesgar a comer ensaladas de hortalizas frescas o coco e higos chumbos en algún puesto callejero. Nosotros lo hicimos y nuestros estómagos, milagrosamente, lo aceptaron  muy bien 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s