Ouarzazate, ¡luces y acción!

Ouarzazate es una de esas ciudades que, a simple vista, no encandilará por su belleza, pero que sorprenderá a medida que vayamos desentrañando los misterios de la pacífica ciudad. Una magia que se respira en las piedras, en las gentes, en los colores del desierto que impregnados en las paredes nos traen la fragancia de otras épocas de esplendor. 

Nada más entrar en la ciudad, reparamos en que no hay grandes monumentos en Ouarzazate, a excepción de la Kasbah de Taourit, antigua residencia de uno de los gobernadores más poderosos de la región y declarada como Patrimonio de la Humanidad. Eso sí, es tan espectacular que por sí sola es capaz de maravillar a todo aquel que pose sus ojos en ella. Es mucho más bonita por fuera, ya que por dentro consiste en habitaciones vacías sin letreros explicativos. Sin embargo, es un lugar idóneo si se quiere respirar un auténtico lugar marroquí.

IMG_20170723_192049

10

A pesar de que hay bastantes restaurantes turísticos, no hay tantos hoteles, ya que los viajeros no se suelen quedar a hacer noche. Sin embargo, nosotros disfrutamos con el paseo tranquilo por el Zoco, sobre todo cuando caía la noche y la plaza principal se llenaba de vida con el mercado y con los niños y niñas jugando a ser pequeños conductores en sus cochecitos móviles. Era increíble pensar que no se trataba de ninguna feria y que cada noche se daban cita todas aquellas personas a vender y comprar, reír, cenar, pasear, hablar y a disfrutar de la vida. Cuando el sol muere y deja de quemar la piel, Marruecos se convierte en una fiesta. 

Puede que no haya muchas cosas que hacer en Ouarzazate, pero para los amantes del cine siempre será muy interesante la visita al Museo del Cine o a los Atlas Studios, el Hollywood del desierto. Su majestuoso decorado desde el lejano Oeste hasta el antiguo Egipto os trasladará por unos momentos hacia épocas fascinantes. Y es que en estos estudios cinematográficos se han rodado películas conocidas como La Joya del Nilo, Cleopatra, El Reino de los Cielos y Gladiator.

IMG_20170723_192101

Pero la visita imprescindible es, sin lugar a dudas,  la ciudad fortificada de Aït Benhaddou, que parece salida de un cuento de Las mil y una noches.  En ella se han rodado películas como las anteriores y también escenas de la serie Juego de Tronos. Este ksar (ciudad fortificada) se encuentra a pocos kilómetros de Ouarzazate y se trata de un pueblo bereber amurallado, diseñado antiguamente con el objetivo de defender las casas y las cosechas de los enemigos. Actualmente aún hay muchos bereberes viviendo allí, quienes tratan de aprovecharse del tirón de turistas para vender sus artesanías o invitarles a ver sus humildes casas a cambio de pedir luego una limosna (¡nosotros pecamos de inocentes y creíamos que era una invitación altruista!)

9

Olvidamos los consejos de Medhi sobre el “pragmatismo” de los bereberes y sus intentos por timarnos. Entablamos conversación con un joven que poseía una tienda de antigüedades. De pronto, acabo vestida como una novia del desierto y queriendo ser vendida por 100 dromedarios. Puntualizo que no estoy en venta, que soy soberana absoluta de mi cuerpo, y me deshago de los ropajes. El joven no entiende nada, ¿si tengo tanta autonomía por qué voy acompañada de mi pareja? ¿Cuál es su papel si no es el de decidir por mí? De nuevo, tratamos de no juzgar. Aunque siempre es difícil no hacerlo cuando las propias visiones del mundo colisionan, y más si en la opuesta la mujer sale tan desfavorecida.

21

No llegamos a contratar ningún guía, deseando disfrutar de una visita más libre, aunque por todos los sitios nos llegan murmullos de grupos turísticos. El tamazigh, una de las lenguas bereberes más habladas, y sus símbolos de libertad impregnados en las paredes. Adobe, madera, bambú y excrementos, la constitución de las casas de aquella ciudad de barro. El cine, el salto al turismo de tan formidable lugar.

En definitiva, a pesar de que los bereberes andan al acecho para invitarte a sus tiendas y hogares con el fin de sacarte dinero (cosa, que por otra parte, es bastante comprensible), el ksar es un lugar bellísimo que os hará sentir protagonistas de vuestra propia película de vida.

DÓNDE DORMIR EN OUARZAZATE

Hotel Saada en el centro de Ouarzazate. Es un lugar un poco cutre, pero por 100 MAD podréis encontrar una habitación doble sin problema. Hay internet y un gato bastante rebelde que tan pronto querrá jugar como morderos los pies.

CÓMO LLEGAR A BEN HADDOU

Se puede tomar un taxi en la Gare Routière de Ouarzazate, pero es muy caro. Si viajáis en plan “low cost”, como nosotros, podéis tomar un bus local dirección Marrakech (10 MAD) y pedir que pare en la intersección. Después podréis tomar un taxi allí o hacer autostop. Nosotros no tuvimos mucho éxito, pues una camioneta paró, y el conductor de un taxi se le acercó a amenazarle con ponerle una denuncia. Eso sí, a nosotros nos acabó haciendo un precio especial (30 MAD).

OTROSPRECIOS

Kasbah de Taourit: 20 MAD

Museo del cine: 15 MAD con carnet estudiante y 30 MAD normal

Entrada a Ben Haddou: 10 MAD o gratis, según la puerta de entrada que se elija

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s