Cusco Encantado

Llegamos a Cusco al anochecer y nos sorprende un festival de fueguitos refulgiendo en la montaña. Tras un vuelo cancelado a Lima que terminó con una divertida fiesta en Jaén y una noche en una mansión para nosotras solas, nuestro viaje frustrado a Ayacucho nos conduce antes de tiempo a la ciudad meca de todo mochilero: Cusco, Cuzco o, en quechua sureño, Qosqo.

IMG_3625

El lugar es lindo, nos acoge con calma entre brumas de colores, pérdidas de aliento y aroma a palta, patata rellena y churros de dulce de leche. Volamos por sus calles, nos perdemos en el templo de Qorikancha, escalamos sus miradores y volvemos, siempre volvemos, a la algarabía del mercado de San Pedro. Nos encontramos de nuevo a Fede y descubrimos por casualidad un concierto de música andina cuyo cantante es un verdadero chamán. La luz mortecina y las notas sagradas reconfortan mi espíritu. “Siempre verde, nunca blanca”, proclaman los músicos con firmeza. Las hojas de coca son veneradas en Perú, pero su transformación en cocaína no es aceptada por todo el mundo.

Desde Cusco quedan cerca algunas de las excursiones más hermosas del Perú. Visitamos el Valle Sagrado de los Incas en los pueblos de Pisaq y Ollantaytambo. Grandes terrazas de piedra, el Templo del Sol, La Fuente de los Baños de la Princesa. Ollantaytambo resulta ser un pueblo mágico, a medio camino entre Cusco y Machu Pichu. Cuanto más avanzamos, más fascinación sentimos por las civilizaciones precolombinas y su magnífico legado. Nadie deja de preguntarse cómo hicieron para construir semejantes ciudadelas en terrenos tan hostiles. Poseían una sabiduría ancestral, unos conocimientos que escapan a nuestro raciocinio.

IMG_3662

Apostamos por el camino largo para llegar a la turística Machu Picchu y hacer nuestra llegada a esta maravilla del mundo de una manera un poco más especial. Iniciamos nuestro caminar en la estación Hidroeléctrica y seguimos casi cuatro horas las vías del tren hasta llegar al pueblo de Aguas Calientes. Una tarde de descubrimientos, melodías electorales, manjares de mango y champiñones y descanso reparador para despertarse con energía a las 3 de la madrugada. Nunca pararán de sorprenderme los horarios del viajero en Perú. Hacemos el ascenso hasta Machu Picchu en medio de la noche. Suerte que una horda de turistas con lucecitas pulula a nuestro alrededor. La subida es dura. Casi no podemos respirar por la altura.  A veces creo que no vamos a llegar nunca. El aire es húmedo y caliente, y las rodillas me flaquean tras cada tanda de escaleras que nunca acaba de ser la última.

IMG_3723

Pero tras dos horas conseguimos alcanzar el final del camino. ¡Ya estamos en Machu Picchu! Acaba de amanecer y el día se inicia con la luz amarillenta del sol y una niebla que nos emborrona la mirada. Un parpadeo. Dos. Y las nubes se van disolviendo como si se tratara de un sueño. Machu Picchu se presenta ante nosotras como uno de los lugares más hermosos que hemos visto en nuestra vida. Rodeado de un verde intenso, el santuario inca reposa sereno, inalterable para los ojos atónitos de cientos de personas que vienen a besar su suelo. Las llamas campan a sus anchas y los turistas ríen y sacan fotos sin parar. Decidimos buscar un lugar tranquilo, cerca de los Espejos de Agua, para observar la belleza del lugar sin que nadie nos moleste. El corazón baila en nuestros pechos. ¡Ojalá poder eternizar este momento! Pero quedan dos horas de bajada y otras cuatro hasta la Hidroeléctrica, para poder dormir en Cusco esta noche. Los días pasan muy deprisa y a la vez parece que llevamos meses en Perú. Había olvidado que fuera posible sentirse tan feliz…

IMG_3801

IMG_3813

El reencuentro con Celia en Cusco nos llena de alegría a Yaiza y a mí. Estando las tres juntas, todo es alegría, energía, locura. La cruz andina aparece tatuada en nuestros tobillos cuando menos lo pensamos. La Chakana del todo es uno, de la Pachamama, todo lo que la Ayahuasca me susurró. Ascendemos juntas, con los amigos de Celia, a la Montaña de Siete Colores. La ruta es dura. Hace mucho calor y después tanto frío que siento que los dedos van a romperse y caerse, como si fueran pedacitos de hielo.

IMG_E3873

IMG_E3877

Pero el paisaje es hermosísimo, uno de los lugares más bonitos que vi en la vida. Toda la caminata entre montañas nevadas, alpacas, caballos y mujeres y niñas envueltas en faldas de colores. Son 5250 metros. La más mínima inclinación en el terreno me hace toser. El aire casi no llega a mis pulmones. Creo que no voy a poder llegar. Yaiza y Celia siempre sonríen y me alientan a que continúe. Un último esfuerzo. Una parada. Un trago de agua. Y el pensamiento constante de “vas a ser capaz”. Coronamos la cima y la blancura da paso al abanico de colores de la montaña mágica. ¡Qué belleza! ¡Y qué frío! La sonrisa se nos congela, ojalá la felicidad también quede para siempre intacta. Ya queda poco para separarnos, pero estos momentos juntas serán imposibles de olvidar.

¿Es posible que exista un lugar más mágico en el mundo?

IMG_E3901

DÓNDE DORMIR EN CUSCO:

Hostal Grasshopper – 60 soles (hab.doble)

DÓNDE COMER:

Es imposible elegir, recomiendo cualquier restaurante local de menús de 5 soles. ¡Sabroso y muy barato! 🙂

 

IMG_E3821

4 comentarios en “Cusco Encantado

  1. Rosa Palacios Ramos dijo:

    De tu viaje a Perú esta es la parte más hermosa. Cada palabraa es un poema. Has descrito la esencia de aquellos lugares tan bellos. De tu alma ha salido las sensaciones de paz y alegría más puras. Me has hecho sentir tu cansancion y tu ilusión. Tus bonitas fotos han redondeado tu relato. Y sin lugar a dudas hay parte de ti en cada frase y me has transportado al paraiso con tu felicidad.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s